Poesía Soy Chiricano

Autor: Santiago Anguizola Delgado (1898-1980)

De junquillo flexible mi sombrero,
camisa holgada de cotín listado,
pantalones de dril fuerte y tostado,
grueso calzado y cinturón de cuero.
Cabalgo siempre mi corcel ligero
con el machete del arzón colgado,
y siempre gran afecto he profesado
a mi soga y montura de vaquero.
Rudo soy, es verdad, porque han curtido
mi cuerpo un sol de rutilante llama
y el trajín de la hacienda en que he crecido,
pero en mi pecho un corazón se inflama
que es todo compasión para el dolido
y todo amor para mi dulce dama.
Soy poeta, no más, porgue este suelo
donde tranquila se meció mi cuna
es el florido “Valle de la Luna”
de verdes campos y estrellado cielo.
Porque aquí he visto florecer mi anhelo
y, ¡oh dicha!, aun tengo para mi fortuna
una madre, amorosa cual ninguna,
que es el único don de mi consuelo.
Y cantaré mientras que altivo alumbre
el esplendente sol desde la cumbre
del gran Barú hasta el inmenso llano,
para decirle con orgullo al mundo
que no en sus glorias mi esperanza fundo,
que es mi gloria mayor: ser chiricano.

 

1 comment


  1. se necesitan mas poesías con mas relatividad ala provincia q solo esta hermosa poesía que representa un orgullo en nuestra provincia.

Deja un comentario